Las jirafas no existen

El eslogan TINA (“No hay alternativa”, por sus siglas en inglés) de Margaret Thatcher todavía resuena. Y resuena no sólo en el ámbito económico, que era hacia donde iba dirigido, sino que lo vemos extenderse a otros muchos. Ahora se hace evidente en el de la salud.

Lo que está ocurriendo es extremadamente grave. Médicos e investigadores expulsados de sus trabajos por mantener una visión distinta a la oficial, o etiquetados con descalificativos para sacarles del debate público. Sin espacio en medios de comunicación o redes sociales, sacados sus artículos de los buscadores de Internet (sí, Google te condiciona lo que ves. Mejor utiliza duckduckgo.com), eliminando sus informaciones/canales/cuentas por parte de las grandes tecnológicas (la cosa llega al paroxismo de eliminar Youtube un vídeo de Satoshi Omura, Premio Nobel de Medicina 2015 y descubridor de la ivermectina —prohibida como tratamiento COVID por la FDA–, donde explicaba la idoneidad de la aplicación de ésta en la COVID19). John Ioannidis, epidemiólogo de Standford, el científico en su área más citado en investigaciones y de quien la misma OMS toma como base para algunos de sus comunicados, Scott Atlas,.. una larga lista de eminencias silenciadas y acosadas. Se elude el debate. Igualmente pasa con los remedios alternativos a la solución TINA para la COVID19, los inyectables génicos a los que se ha considerado oportuno llamar vacunas. O la falta de transparencia ante los datos o estudios que no benefician a la versión dominante. Tiempos difíciles, tiempos asfixiantes de pensamiento único. Seguir leyendo “Las jirafas no existen”

Karuna (y II)

[por Jinmyo Renge]  (ver I)

Jinmyo oshoEs tan fácil y tan habitual contraerse, plegar la atención en patrones negativos de atención… Encontrar nuevas formas de responder a las preguntas que se presentan sobre nuestras vidas  —desde los detalles más pequeños hasta las preguntas realmente grandes y complicadas– requiere que ante todo hagamos el esfuerzo de abrir la atención más allá de los patrones habituales de pensamiento y sentimiento. De lo contrario simplemente iremos en círculos. Como Anzan Hoshin Roshi me dijo hace mucho tiempo: “Clavas tu pie al suelo y giras en círculos y crees que estás viendo el mundo. Necesitas sacar el clavo y moverte libremente para ver más allá de la preocupación por uno mismo y ver qué es lo que ocurre”. Seguir leyendo “Karuna (y II)”

Karuna (I)

[por Jinmyo Renge]

Jinmyo oshoEn la anterior Charla de Dharma de esta serie, hablé sobre maitri, (sánscrito  मैत्री) que significa “amistad”. La práctica de maitri reúne el reconocimiento de estados de esperanza y temor y confusión junto con atención plena y sabiduría. Cuando hacemos esto, hay una especie de calidez o ternura hacia nosotros mismos y hacia los demás. Es simplemente abrirse a la inmensidad de nuestras vidas, no manteniéndonos separados de la experiencia, sino permitiéndonos experimentar con un corazón abierto. Un corazón abierto simplemente reconoce, con franqueza y honestidad. Y nos damos cuenta de que esto es algo a lo que podemos elegir abrirnos, instante tras instante. Significa empezar a vivir en el espacio de maitri. Seguir leyendo “Karuna (I)”

Buda se inclina ante Buda

[Por Daishin Morgan, maestro zen]

daishinLo primero es siempre hacer una reverencia. Esta es la acción exterior de la intención interior de abandonarlo todo.

No es fácil sentarse en zazen y enfrentarse a uno mismo. Sin embargo, tenemos una capacidad de valentía y perseverancia notable, aunque a veces puede no parecerlo y es fácil dudar y rendirse. La Naturaleza de Buda nos llama y sabemos que hay algo más que perseguir en esta vida que satisfacciones y logros fugaces. Seguir leyendo “Buda se inclina ante Buda”

Despertar de un sueño

No te preocupes de si la práctica es inútil; solo concéntrate en la práctica misma sin otro pensamiento, especialmente el de la iluminación. La práctica es como un sueño en el que puedes caminar lento o rápido, acercarte o alejarte, pero cuando te despiertas te das cuenta de que en realidad nunca sucedió. Qué tan rápido o lejos camines en tu sueño no tiene nada que ver con despertarse. Uno no practica para iluminarse, pero cuando sucede es como despertar de un sueño.

Sheng Yen

Síndrome del Adicto a la Seguridad

[Transcripción]

¡Hola! Me llamo David Eberhardt. Soy psiquiatra y trabajo como asesor principal. Soy Jefe de Personal de la clínica de atención a las adicciones Prima María en Estocolmo. Trabajo en psiquiatría desde 1986, durante los últimos 13 años en la Junta de Emergencia de psiquiatría del condado de Estocolmo, los 5 últimos como jefe de personal. En resumen, podría decir que he pasado toda mi vida adulta en una sala de emergencias psiquiátricas y, si trabajas en eso, te encuentras a personas que están traumatizadas más allá de lo que puedas imaginar, personas que han perdido a todos sus hijos, que han sido violadas, agredidas, torturadas,… Si trabajas en emergencias psiquiátricas, lo has visto todo o casi todo. Seguir leyendo “Síndrome del Adicto a la Seguridad”

Sólo no-sé

Por Judy Roitman, maestra zen Bon Hae

Me postro ante Gautama
Que a través de la compasión
Enseñó la verdadera doctrina
que conduce a la renuncia de todos los puntos de vista.
— Nagarjuna, Mulamadhyamakakarika (Sabiduría fundamental del Camino Medio), traducido por Jay Garfield

El no saber es lo más íntimo.
— Luohan Guichen, Caso 20 de El libro de la ecuanimidad, traducido por Gerry Shishin Wick

Si aparece un solo pensamiento, eso ya es un error.
— Maestro Zen So Sahn, El espejo del Zen, traducido por Hyon Gak

Yo no enseño budismo. Sólo enseño a no saber.
— Maestro Zen Seung Sahn, La brújula del Zen

Hace casi cuarenta y cuatro años, asistí a una charla del Maestro Zen coreano Seung Sahn en el Centro Zen de Cambridge. Seguir leyendo “Sólo no-sé”

La pluma mágica de Dumbo

[por Gilbert Gutierrez, uno de los cinco practicantes laicos a los que el Maestro Sheng-yen dio la transmisión del Dharma.]

Recuerdo una historia que me contó un joven monje sobre una vez que perdió sus gafas. Un día, cuando estaba absorto en su trabajo, no podía localizar sus gafas. Buscó en su escritorio, pero no estaban allí. Buscó por toda la habitación y siguió sin encontrarlas. Después de buscar en varios lugares y no encontrarlas, fue a preguntar a un monje mayor si había visto sus gafas. Cuando le preguntó si había visto sus gafas, el monje mayor se limitó a sonreír. El joven monje se dio cuenta entonces de que durante todo este tiempo las gafas habían estado posadas en la parte superior de su cabeza. Este joven monje había pasado bastante tiempo buscando algo que siempre había estado con él. Seguir leyendo “La pluma mágica de Dumbo”

Esto es todo

[por Taigen Leighton]

Esta mañana voy a hablar de zazen como la práctica de la talidad, o asidad, apoyándome en algunas historias de la tradición Soto Zen, o en realidad, en este caso, de la escuela Soto china llamada Caodong [pronunciado tsow-dong]. La historia principal es la de Dongshan (807-869), el fundador del Soto Zen en China, autor de La Canción del Samadhi del Espejo Precioso que a veces cantamos. […] Cuando Dongshan estaba preparado para dejar a su maestro, Yunyan, preguntó: “Más adelante, si alguien me pregunta si puedo mostrar tu realidad, o tu enseñanza, ¿cómo debo responder?” Es una pregunta curiosa porque también podría leerse como: “¿Y si alguien me pregunta si tengo tu retrato?” En aquella época se pasaban retratos de los maestros como signo de transmisión. Pero además, la pregunta significa en realidad: Si alguien pregunta, ¿cómo puedo describir tu realidad, tu dharma, tu enseñanza? Yunyan hizo una pausa y luego dijo: “Esto es todo”. De lo que quiero hablar esta mañana es del “Esto es todo” de Yunyan. Seguir leyendo “Esto es todo”