¡Déjalo pasar!

[por Guo Ru, maestro chan]

“Déjalo pasar” significa dejar de lado toda discriminación y argumento. Con  práctica diligente, los pensamientos engañosos desaparecerán. Nunca consideres estos pensamientos como verdaderos enemigos y luches contra ellos. De lo contrario, serás como el pobre Don Quijote, imaginándose a sí mismo un gran caballero con armadura a caballo, valientemente marchando hacia adelante cuando el enemigo no es más que un molino de viento. ¿Crees que es tonto? En realidad, somos aún más tontos que él. Impurezas o pensamientos engañosos no existen en realidad (carecen de existencia propia), pero se quedan con nosotros porque estamos apegados a ellos y no los dejamos marchar. Seguir leyendo “¡Déjalo pasar!”

Zazen no es shuzen (I)

[Por Issho Fujita]

A principios del siglo VI d. C. un extraño monje budista llegó a China desde el sur de la India. A diferencia de otros monjes visitantes, no trajo nuevas escrituras o comentarios budistas. Tampoco tradujo ni dio conferencias sobre las escrituras budistas. No hizo nada que pudiera llamarse “obra misionera”. Lo que hizo fue sentarse todo el día frente a la pared en una habitación en el templo de Shaolin. Así que la gente le puso el apodo, “Brahman que mira la pared” (monje indio entregado a la meditación frente a la pared). Este monje era Bodhidharma, hoy venerado como el “Primer Ancestro del Zen”. Seguir leyendo “Zazen no es shuzen (I)”

Imaginemos una filosofía política budista

[Por Randeep Purewall, abogado y escritor, máster en Política y Estudios Internacionales por la Escuela de Estudios Orientales y Africanos. Ha estudiado budismo durante más de veinte años. Revista lion’s roar]

Corría 2005. Habían pasado cuatro años desde el 11 de septiembre y estaba en mi segundo año de la facultad de derecho. La Guerra contra el Terror estaba en pleno apogeo. Iraq ardía. Y el presidente George W. Bush había declarado la guerra a las libertades civiles en la Tierra de la Libertad.

Fue por esta época cuando comencé a pensar en política y asuntos internacionales desde una perspectiva budista. Había leído a Locke, Rousseau y Mill durante mi licenciatura en Ciencias Políticas, pero lo que realmente me llamaba la atención durante esos años era la filosofía budista. Sin embargo, en la misma medida que leía sobre el tema, me esforzaba por encontrar mucho de aquello que era original o consistentemente budista en mis lecturas de filosofía política. Seguir leyendo “Imaginemos una filosofía política budista”

Ordenación para laicos

[por Shunryu Suzuki]

Estoy muy agradecido de poder tener esta ceremonia de ordenación para vosotros, antiguos estudiantes. Es la segunda ceremonia de ordenación en el Centro Zen. El porqué de no haber hecho ordenaciones laicas más a menudo es porque no quería daros una idea especial de lo que supone un budista laico. En realidad, todos los seres sintientes son Bodhisattvas, de acuerdo a nuestras enseñanzas. Sean o no conscientes de ello, son verdaderamente discípulos de Buda. Aunque esta es nuestra convicción, no quería que tuvierais una idea especial de lo que es un budista laico, pero ha llegado el momento de que nos esforcemos por ayudar más sinceramente a los demás. Seguir leyendo “Ordenación para laicos”

Reverenciar el cuerpo de la Vía

[por Anzan Hoshin]

Este cuerpo no es otra cosa que la Vía. Compuesto de partículas subatómicas, células, pelo, sangre y huesos, va y viene. Brillante y milagroso, hace lo que debe: el codo flexiona, la mano gesticula, el ojo ve, el estómago digiere, el ano excreta. Cuando el cuerpo es puramente el cuerpo, y la mente es puramente la mente, no hay obstáculos para cada uno y no son obstáculos entre sí. El cuerpo-mente sencillamente se revela. Dogen zenji escribió: “Con la unidad cuerpo-mente ver las imágenes, con la unidad cuerpo-mente escuchar sonidos”. Cuando este ver es solo ver, este oír solo oír, ¿dónde está este cuerpo-mente? Al dejar caer cuerpo-mente, ¿dónde permaneces? Da un paso en la cima de este poste de cien pies hacia el aire libre, e instantáneamente todos los seres se despiertan y se ponen a funcionar. Seguir leyendo “Reverenciar el cuerpo de la Vía”

Instrucciones de “sólo sentarse”

En 1249, Dogen zenji dio a su asamblea de monjes una instrucción directa de  shikantaza (simplemente sentarse).

Gran asamblea, ¿queréis escuchar la realidad de sólo sentarse, que no es otra cosa que la práctica Zen de dejar caer cuerpo y mente?

Después de una pausa [Dogen] dijo:

La mente no puede objetivarlo; el pensamiento no puede describirlo. Simplemente da un paso atrás y sigue adelante, y evita ofender a todo el que te encuentres. En el antiguo embarcadero, el viento y la luna son fríos y claros. Por la noche, el bote flota pacíficamente en la superficie lapislázuli.