Inicio > Zentextos > “No Diferencia” por Kodo Sawaki

“No Diferencia” por Kodo Sawaki

El zazen es practicar, con este cuerpo humano, aquello que no es diferente de Buda.

Como organismo celular, somos como cualquier otro animal, pero sólo los humanos pueden practicar lo que es idéntico a Buda. Esto significa hacerse uno con el universo, ser uno con el cielo y la tierra.

La tarea de nuestra vida: No malgastar lo que tenemos en común con el Buda; manifestar esta Vía al levantar la mano, al avanzar el pie; y absorber todo nuestro ser en cada lugar en cada instante. Permanecer inmóvil e inquebrantable en nuestra vida, esto significa llenar nuestro presente.

Este aquí y ahora no puede ser imitado. Por tanto, crea el presente desde tu verdadero yo, aquel que se revela incesantemente, libre y sin trabas, sin pensamientos, sin mente -hishiryo-.

Sin embargo, a través de la ilusión y la discriminación, algunas personas imitan el año pasado y los años anteriores y desarrollan su vida con viejos calendarios.

Entended qué es la religión: el lugar donde no hay alto o bajo, izquierda o derecha, detrás o delante. Es transparente desde el cielo a la tierra. Es alcanzar la Vía. El miedo, la ansiedad y el engaño están ausentes. Cuando desaparece el engaño, el universo se convierte en puro como el cristal.

Tener esta mente hace que todas las dificultades desaparezcan y despeja el camino para la felicidad absoluta. Hagas lo que hagas, vayas donde vayas, siempre estarás feliz. La mente de la Vía es una cosa muy agradable.

Amigos y enemigos, aduladores y críticos, enterradlos en este botiquín universal y usadlos para seguir la Vía.

Este es el poder de mirar dentro, el único poder que crea el si mismo, penetra el vacío total de los cinco agregados personales y vence todo sufrimiento.

Esta Vía hace felices a todos, sin excepción. Todo se vuelve mejor. Todo se convierte en el Camino.

Una vieja canción dice: “Mi rostro en el espejo frunce el ceño cuando frunzo el ceño.” Esto vale para los seres humanos también. Cuando uno sonríe, los otros sonríen. Es como estar conectados con un cable eléctrico.

Quien no comprende esta verdad, vive una vida estreñida. Comprender este principio, por el contrario, es ver el mundo transparente como un edificio de cristal.

Los sutras llaman a esto “Penetrar y llenar un mundo puro y exacto.”

Y yo mismo lleno el universo entero.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 16 diciembre 2010 en 13:32

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: