Inicio > Zentextos > El momento favorable

El momento favorable

Las razones que nos han conducido hacia la Vía son diferentes para cada uno. Puede ser un momento difícil, una herida, el vértigo ante la fugacidad del tiempo y el poco dominio que sobre él tenemos;  las dudas que se nos presentan ante lo que nos propone el mundo o el espanto que sentimos ante los nuevos dioses:  estrellas de fútbol, de música, artistas. Puede ser la pérdida
de un ser querido. Para cada cual es diferente.

Pero lo que es común a todos es el hecho de sentir en un momento dado y en un punto preciso esa quemadura ante la fugacidad del tiempo. Siempre se manifiesta ese punto neurálgico. En este sentido, ese momento oportuno es un don. Ese momento en el que todo se decide, en el que la duración sigue su cauce de acuerdo a nuestros anhelos. Ese momento preciso, fulgurante, en el que el mundo se entreabre antes justo de volverse a cerrar.

El tiempo está vivo. El tiempo humano está vivo. No es como el tiempo de las máquinas que produce un tiempo repetitivo, que fabrica objetos idénticos. El tiempo humano se ralentiza o se acelera, es a veces el tiempo de maduración o de  descomposición. También es el tiempo de la inmovilidad.

El momento favorable nace del conocimiento íntimo de ese tiempo en el que nada se repite, tiempo del conocimiento íntimo de uno mismo, de la disponibilidad. Ese momento breve que decide nuestra vida. Ese momento en el que las sombras y las luces se equilibran antes de confundirse, en el que surge una forma en medio de la confusión de formas, en el que en el flujo de la vida, un momento particular libera un sentido, como Dôgen y Nyôjô que se reconocen, como el Buda Shakyamuni que reconoce en Mahakashyapa su propio rostro.

Raphaël Doko Triet

La Gendronnière – Sesión de invierno, 2010

Anuncios
  1. 31 enero 2011 en 19:23

    Hola Mar. He visto tu correo. Veo que estás otra vez pachucha, ¡qué lata! Nada, paciencia chica y quiérete mucho.

    Espero que te recuperes pronto y te veamos por el dojo. Besos para ti y tus chavalotes.

  2. Alejandro
    13 febrero 2011 en 16:07

    Gracias Maestro Triet.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: