Inicio > Zentextos > Unsui

Unsui

portadaunsui

Ya tenemos una nueva entrega de Unsui, recopilación de kusen de Raphaël Doko Triet.

El estilo del kusen, por ser la enseñanza transmitida en el dojo durante zazen, tiene ese característico toque fresco, salvaje, nada novelado. En el dojo disponéis de ejemplares.

Aquí os dejo el que abre este volumen. ¡Buena práctica!

Nos encontramos de nuevo aquí, en Kinkora en este 27° campo de verano. El Maestro Deshimaru nos decía a menudo: «Volver al mismo lugar, sentarse en el mismo sitio es importante.»

Vivimos en una época en la que, con modernos medios de transporte a nuestra disposición, podríamos cada día cambiar de paisaje y así crear la ilusión de frescura, de novedad en nuestra vida. Tampoco nos reunimos para encontrarnos con una cuadrilla de amigos, con sus clanes y lo que les une o divide. Volvemos al mismo lugar, cada año, para golpear de nuevo la piel del tambor.

Ayer por la tarde, al volver a mi habitación, pensé en las palabras que el Maestro Deshimaru repetía cada día, cada año: «Mantened fresca la mente, mantened la mente del principiante.» «Volved la mirada hacia el interior.» Después de su muerte encontramos en un libro una nota suya, un comentario en el que decía: «Ir de vacaciones es mejor que zazen, ir al mar, bañarse es mejor que zazen. Ir a un buen restaurante, tomar unos vinos con amigos es mejor que zazen. Leer, cultivarse es mejor que zazen.» La lista era larga y terminaba así: «Todo es mejor que zazen porque zazen es inútil.»

Cuando os marchéis, dentro de cinco días, no tendréis nada que llevaros, ni un certificado ni nada importante que contar. Pero quizá estéis algo más ligeros, algo más en paz; además está aquello que no puede explicarse, aquello para lo que las palabras son muy pobres pero que todos podemos comprender en silencio.

Cada uno de nosotros tenemos nuestras tendencias, nuestros defectos y nuestras virtudes. Es el momento de observarlos y de desapegarmos de todo ello. Una persona rígida engendra rigidez; el hedonista, hedonismo; el vago, vagancia.

Creo firmemente en la práctica paso a paso en la que todo se hace poco a poco. Si cada uno da ese pequeño paso, la sangha entera será armoniosa, tanto en el interior como en el exterior.

Heráclito en la cocina, delante del horno, dijo: «Aquí están presentes los dioses,» La práctica está por todas partes. El Maestro Dógen en el Tenzo Kyokun dice: «La boca del monje es como un horno.» Lo quema todo: lo dulce y lo salado, los buenos pensamientos y los malos.

Campo de verano en Kinkora, 2011

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: