Inicio > Zentextos > Susokukan

Susokukan

zazenSusokukan: La práctica de contar respiraciones.

Una práctica que no suele contar con la simpatía entre los practicantes occidentales. Sin embargo, tiene un peso importante en la tradición.

Koun-un Roshi, maestro de la tradición Rinzai, practicó la meditación de contar respiraciones por lo menos durante una hora todos los días, desde sus días de escuela secundaria hasta su muerte, cumpliendo el consejo de un líder famoso en Sendai. Koun-un Roshi escribió que “esta misma meditación de contar respiraciones es el destino final de la práctica del Zen, así como el primer paso de ella”.

Hay varios métodos de abordarla. Esta es la manera de practicarla de la escuela de Koun-un:

La actitud mental antes de empezar Susokukan no debe ser la de un ser de poco más de un metro de altura que descansa en un pequeño cojín. Ten el orgullo que de que allí se sienta un maestro señorial del universo sobre este cojín con la totalidad de los cielos y de la tierra debajo de sus nalgas. Ahora que estás preparado para Susokukan, se hace gassho (presionando sus palmas juntas ), sin pensar en el pasado, pon tus manos de nuevo en una posición meditativa y empieza a contar tus respiraciones naturales en tu mente. Pon una inhalación junto con la siguiente exhalación y cuenta ” ( u — no)” , y se sigue contando dos (do —os) de la misma manera. Más concretamente, cuenta ” u – ” en la primera inhalación y ” — no” en la primera exhalación, una inspiración y expiración hacen una cuenta. La segunda respiración “Do — os ” y así sucesivamente. Cuando se cuenta 16, se cuenta en la inhalación ” dieci—” y se termina en la exhalación “— seis” […] Después de llegar a cien, se empieza otra vez en uno y se hace la segunda ronda. Todo el asunto parece ser tan fácil que uno puede estar tentado de decir que puede hacerlo del tirón. Podría ser cierto, si no fuera por tres requisitos que hacen Susokukan un arte excepcional de autoformación. Los tres puntos esenciales para hacer frente Susokukan son:

1 . No perder la cuenta
2 . No permitir entrar nada en el pensamiento
3 . Tan pronto como se falla en los dos anteriores, se reinicia desde el número uno.

Shunryu Suzuki, maestro de la tradición Soto, también se refiere a ella en esta charla coincidiendo con su 65 cumpleaños.  Os dejo con ella. ¡Buena práctica!

Domingo, 18 de mayo de 1969
65º cumpleaños de Suzuki Roshi
Soko-ji, San Francisco

No sé qué decir. Tengo 65 años de edad. Hoy cumplí 65 años y me siento muy bien por hacerme mayor. Y, por otro lado, me arrepiento de mi práctica anterior. Y si no estoy tan apesadumbrado es porque ahora tenemos unos estudiantes bastante sinceros aquí en Estados Unidos. Es un gran estímulo para mí. Y si me siento apesadumbrado es, por el contrario, porque no soy tan buen maestro para vosotros debido a mi práctica anterior. Intenté ser sincero, pero ahora me parece que no lo era suficientemente [risas]. Esa es mi sensación. Así que no sé qué decir [risas].

Pero, de todos modos, hagamos la práctica más sincera. Aunque penséis que sois sinceros, puede que no lo seáis suficientemente. Eso será lo que sientas cuando te vuelvas viejo.

El famoso maestro Zen Joshu alcanzó la iluminación cuando tenía dieciocho años y practicó duro hasta que cumplió los sesenta años. Y después de los sesenta empezó una nueva práctica, viajando para visitar a varios maestros Zen famosos. Él nunca se sentó en una silla perfecta como ésta. Su silla siempre estaba rota, remendada.

Creo que ese es el verdadero espíritu del maestro zen o sacerdote. La imagen del sacerdote que tenéis y la imagen del sacerdote que tenemos nosotros puede ser algo diferente. Para nosotros, Fuyo Dokai o Joshu es el mejor ejemplo. Con un gran espíritu y con una vida humilde, se esforzaron por la verdad. Así que lo que siento ahora es ojalá pudiera hacer un viaje para visitar a varios maestros. Hasta ahora, he tenido días tan ocupados cuando estaba en Japón… Estaba demasiado ocupado. En Estados Unidos, hubo un tiempo que no estaba tan ocupado. Me encanta [risas] la vida estadounidense. Pero ahora me siento bastante ocupado. Así que en realidad no tengo tiempo para visitar varios maestros.

En Tassajara tengo la suerte de tener buenos profesores que nos visitan. Pero si pudiera viajar, podría ser mucho mejor, como un monje desconocido visitar a un humilde y desconocido sacerdote y preguntarle para recibir instrucción. Ellos estudiaban de esta manera.

Joshu dijo: “Si alguien es bueno voy a estudiar con él; si yo soy mejor, seré su maestro, donde quiera que vaya. Que sea viejo o joven no viene al caso”. Así debemos ser. Si sabéis más que yo, debéis enseñarme. Si yo sé algo que no sabéis, debería enseñaros. De esta manera deberíamos practicar nuestro camino.

Tenemos muchos estudiantes ahora. Esto es, creo, muy bueno. Pero es difícil para mí cuidar de vosotros porque sois muchos [risas]. No sé qué hacer con tantos estudiantes. Pienso siempre sobre esto. Y mientras estaba en la cama, me pareció que puede ser mejor para nosotros estar concentrado en una práctica más simple. Creo que la práctica más simple es contar respiraciones: susokukan. Es un estilo muy viejo de práctica. Se trata de una práctica Hinayana y también Mahayana y del zazen de Bodhidharma y otros tantos maestros. Es muy simple pero bastante difícil: Sólo contar de uno a diez/cien, una y otra vez [risas]. Esa es la práctica.

Desde tiempos antiguos, muchas personas practicaron de esta manera. Sólo contando al inhalar o al exhalar, o tanto al inhalar como al exhalar. Inhalar y exhalar. Así que hay tres maneras que podéis intentar. Estoy practicando contar en la exhalación solamente. Y quisiera que vosotros intentarais más esta práctica. Pienso que ya lo habéis intentado, pero antes de poder terminarlo [risas] muchas personas me preguntaron: “Intenté la práctica de contar respiraciones durante un año, así que puede ser el momento de empezar a sólo seguir la respiración, sin contar. Sólo seguir la respiración”.

Así que yo siempre decía que sí [risas y más risas] Pero creo que no era tan bueno para vosotros. Yo sabía que él no podía, a pesar de haberlo intentado todo un año, ser capaz de lograrlo. Él dice que quiere cambiar porque a lo mejor pierde la cuenta [risas], ya sabes. Así que muchas veces se olvida de contar, o puede pasar de diez, once, doce [risas y risas], trece, catorce y tal vez olvidarse en algún momento. Esa es la razón por la que dijo: “Podría ser mejor simplemente seguir nuestra respiración” [risas].

Así que le dije “de acuerdo”. Pero hace poco he cambiado de opinión [risas]. Tenemos que ser capaces de hacerlo. Una vez seamos capaces de hacerlo, se debe comenzar otra práctica, una por una. De esa manera debemos practicar. Eso es muy interesante. Cuando se está demasiado cansado, no se puede lograr eso. Y cuando se está demasiado involucrado en algo, especialmente, tampoco se puede. Por ejemplo, en Tassajara, Paul, que está siempre pensando en edificar [risas], su práctica será siempre la práctica de la construcción [risas]. Creo que no es tan bueno. Veo algo equivocado con su vida cotidiana cuando está involucrado en algo en especial, olvidándose por completo de nuestra práctica.

Si obviamos este punto, Tassajara no marchará sin problemas y no seréis amistosos con los demás. Alguien podría estar abstraído en construir. Otro en el trabajo de oficina o de cocina, y otro en la práctica pura. Así que no hay una práctica común para nosotros. Por tanto, no debemos perder la práctica fundamental. Me di cuenta de este punto recientemente.

Y, sobre todo, para aquellos estudiantes veteranos no es tan bueno para su práctica de zazen. Es un asunto serio [risas ] para el Centro Zen. La razón por la que no es bueno se debe a que nuestra práctica no está madura, y no somos lo suficientemente sinceros en nuestra práctica. Por tanto, para cada uno de nosotros, el punto más importante debe ser nuestra práctica. Mientras estén en el zendo, deben practicar zazen con total sinceridad. Y deberíamos dedicarnos a una práctica de principiante, como contar la respiración.

Decimos “koan zazen / koan Zen” o “shikantaza”, pero en su sentido más estricto, koan o shikantaza es para estudiantes muy avanzados, no para nosotros. Antes de que podamos practicar koan o shikantaza, debemos ser capaces de practicar contar respiraciones y/o seguir la respiración. Esto está muy, pero que muy cerca de shikantaza: Sólo seguir nuestra respiración. Y entonces, tal vez, podamos decir que nuestra práctica es shikantaza.

La gente dice que el Soto Zen es “zazen [risas] somnoliento”. El sacerdote Soto, su postura es buena pero está dormitando. Eso es cierto [risas y más risas]. Nos quedamos fácilmente adormilados, sobre todo cuando estamos totalmente involucrados en algún trabajo físicamente duro o cuando estamos faltos de sueño.

Y si cuentas respiraciones, te darás cuenta fácilmente de que no estás cuidando de tu vida cotidiana. Así que si descubres alguna razón física, o alguna razón por la cual no puedes hacerlo, te darás cuenta del porqué y podrás organizar mucho más tu vida cotidiana. Esa es una de las ventajas de la práctica monástica. Si estáis en Tassajara, estáis en una buena situación comparativamente hablando. Aunque esas cosas parecen problemas menores, en realidad, si dejamos de lado este punto, aunque intentemos lograr algo grande, no seremos capaces de hacerlo.

En Japón, los académicos y profesores estudian el Zen y el budismo desde varios ángulos. Pero si ignoran esos puntos, puede ser como contar los granos de arena del Ganges. No funcionará en absoluto [risas]. Crearán más problemas [risas]. Así que el budismo se perderá. Creo que éste es un problema muy grave.

Pero antes de hablar o preocupamos por esas cosas, debemos practicar la práctica real, sin contar el tesoro de los demás. Contar el tesoro de los demás no sirve para nada.

Así que vamos a empezar, ya sabéis, con la práctica de contar respiraciones, todos nosotros. Creo que iré a Tassajara de nuevo a primeros del próximo mes. Tenemos dos semanas más, por lo que estaremos concentrados en nuestra práctica de contar respiraciones.

No tengo mucho que decir esta mañana, pero pensé que debía plantearos que podría ser muy buena idea concentrarnos en esta práctica de contar respiraciones. Paso a paso, de esta manera, vamos a resolver nuestros problemas. Habéis hecho un gran progreso, en realidad, pero, por otro lado, hay algunos peligros en ello.

Así que tenemos que ir paso a paso, tenemos que llevar el paso de la mula [risas]. Mejor que el del caballo, tal vez. El paso de la vaca es lo mejor para nosotros, pero es demasiado lento para los estadounidenses [fuertes risas]. Hagamos nuestra práctica segura. Segura y firme.

Muchas gracias.

Anuncios
  1. El Aguirre
    10 diciembre 2013 en 22:37

    Aviso a navegantes: Se sugiere posponer la cena al día 28. Si alguien tiene algo en contra hable ahora y si no…

  2. 10 diciembre 2013 en 22:49

    si guay! bien esa fecha!! besotes

  3. Buda Blanco
    19 diciembre 2013 en 21:39

    !CUIDADO! es el dia de los inocentes. el Aguirre trama algo……..

    • El Aguirre
      23 diciembre 2013 en 15:31

      el Buda blanco es de la piel del diablo!

  4. Buda Blanco
    31 diciembre 2013 en 17:16

    FELIZ AÑO 2014 PARA LA SHANGA, QUE LA PRACTICA OS ATRAPE Y QUE NO DEJEIS QUE OS SUELTE.
    OS DESEO LO MEJOR PARA VOSOTROS Y VUESTRAS FAMILIAS.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: