Inicio > Zentextos > Apego es pensamiento habitual

Apego es pensamiento habitual

 

miaotsanTodos juzgamos nuestras experiencias a través del filtro del pensamiento habitual. En otras palabras, somos conducidos inconscientemente por nuestra forma de pensar y el cómo pensamos determina los sentimientos y opiniones que desarrollamos hacia la gente, objetos y situaciones. Pero esas opiniones y percepciones sólo distorsionan la realidad y, por desgracia, no podemos dejar de interpretar la realidad a través del pensamiento egocéntrico. Por ejemplo, cuando nos encontramos en una situación insatisfactoria, nos sentimos enojados. No podemos evitarlo. Tachamos la experiencia como mala. Sin embargo, cada pensamiento que tenemos también representa una oportunidad para el cambio, ya que cada pensamiento es independiente y sin raíces, vacío por naturaleza.

Cada pensamiento surge y se disuelve de manera simultánea. Independientemente de lo que el pensamiento previo haya sido, el potencial del siguiente es ilimitado: Puede girar hacia un infinito número de direcciones y destinos posibles porque una mente libre no tiene que aferrarse a una particular trayectoria en su pensamiento-movimiento, ni los pensamientos tienen que seguir uno a otro en un patrón fijo. Sólo debido a la tendencia mental habitual nuestro funcionamiento mental se fija en un cierto camino predeterminado. La denominada tendencia habitual (o modo inconsciente del funcionamiento mental) se refiere al hecho de que la mente se acaba preocupando por ciertos pensamientos. Cuando aparece uno de esos pensamientos, se desencadena necesariamente un conjunto de reacciones en correspondencia. Experimentamos estas reacciones con una fuerte inercia. Nuestra tendencia mental habitual es la dirección que nuestros pensamientos toman cuando no superamos conscientemente esta inercia para liberarlos del camino de menor resistencia.

Reacciones incontrolables -especialmente ira, tristeza o complacencia sensual- a menudo se convierten en apegos obstinados, casi imparables. Es como si fuéramos un viejo disco que sigue saltando en el mismo lugar. El apego es el pensamiento habitual o una idea que ocupa y perturba nuestra paz interior. Cuando la mente se vuelve dependiente de ciertas personas y situaciones y repite los mismos pensamientos, es apego. Cuando ciertas personas, objetos y situaciones provocan de continuo las mismas reacciones y emociones en nosotros, esto es apego. Cuando sentimos la urgencia de buscar la aprobación de un determinado individuo o tomar posesión de ciertos objetos, esto también es apego.

Varias formas de apego nos obligan a repetir pensamientos y respuestas emocionales que solidifican las puertas mentales a través de las cuales percibimos y juzgamos el mundo. Una vida dirigida por el apego se caracterizará por la manifestación repetida y deterioro de similares cuestiones y problemas.

Miao Tsan, Solo usa esta mente

 

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: