Inicio > Zentextos > Transformación personal y cambio social

Transformación personal y cambio social

(Por Sulak Sivaraksa.)

200px-Sulak_Sivaraksa_3-smallEn el mundo tenemos programas, organizaciones, partidos y estrategias más que suficientes para el alivio del sufrimiento y la injusticia. De hecho, ponemos demasiada fe en el poder de la acción, especialmente de la acción política. El activismo social tiende a preocuparse por lo externo. Como los intelectuales seculares, los activistas tienden a ver toda malevolencia como si fuera causada por «ellos» –el «sistema»– sin comprender cómo estos factores negativos también operan dentro de nosotros. Abordan los problemas globales con la mentalidad de la ingeniería social, suponiendo que la virtud personal será el resultado de una reestructuración radical de la sociedad.

La visión opuesta –que la transformación radical de la sociedad requiere del cambio personal y espiritual primero o, por lo menos, simultáneamente– ha sido aceptada por los buddhistas y muchos otros adherentes religiosos por más de 2500 años. Aquellos que desean cambiar la sociedad deben comprender las dimensiones interiores del cambio. Es este sentido de transformación personal lo que la religión puede proporcionar. Simplemente cumplir con las ceremonias exteriores de cualquier tradición tiene poco valor si no va acompañado por la transformación personal. Los valores religiosos son aquellos que dan voz a nuestra profundidad espiritual y a nuestra humanidad. Existen muchas descripciones de la experiencia religiosa, pero todas giran en torno de volvernos cada vez menos egoístas.

Cuando esta transformación es lograda, también adquirimos una mayor responsabilidad moral. Las consideraciones espirituales y el cambio social no pueden separarse. Fuerzas en nuestro entorno social, tales como el consumismo, con su énfasis en el deseo y la insatisfacción, pueden obstaculizar nuestro desarrollo espiritual. Las personas que buscan vivir espiritualmente deben interesarse por su entorno social y físico. Ser verdaderamente religioso no es rechazar la sociedad sino trabajar por la justicia y el cambio social. La religión se encuentra en el corazón del cambio social, y el cambio social es la esencia de la religión.

Anuncios
  1. juan
    6 diciembre 2014 en 20:22

    gracias quique por mantener el blog en marcha…
    aunque no suelo dejar comentarios me encantan los artículos que subes… suelen ser muy estimulantes para la practica y para la vida, si es que eso son cosas diferentes…
    un abrazo y feliz navidad 🙂

    • 18 diciembre 2014 en 19:52

      ¿Eres Juan “el ornitólogo”? Muchas gracias y que pases unas felices fiestas!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: