Inicio > Sin categoría > La diferencia entre natural y antinatural

La diferencia entre natural y antinatural

[por Masanobu Fukuoka]

fukuokaDurante 30 años he vivido en mi campo y he tenido poco contacto con personas de fuera de mi comunidad. Durante estos años me he dirigido en linea recta hacia el método agrícola de “no hacer nada”.

La manera habitual de desarrollar un método es preguntarse, “¿Por qué no intento esto?”, o ¿Qué tal si intento esto otro?”, probando técnica tras técnica. Esta es la agricultura moderna y solo consigue que el agricultor esté más ocupado.

Mi camino fue el opuesto. Estaba buscando una manera natural y placentera de agricultura que significara hacer el trabajo más fácil en vez de más difícil. “¿Qué ocurre si no hago esto? ¿Qué ocurre si no hago esto otro?” Esta fue mi manera de pensar. Al final llegué a la conclusión de que no había necesidad de arar la tierra, ni de utilizar fertilizantes, ni de hacer compost, ni de usar insecticidas. Si lo analizas a fondo, hay pocas prácticas agrícolas que sean realmente necesarias.

La razón por la que las técnicas humanas parecen necesarias es que el equilibrio natural ha sido tan dañado previamente por esas mismas técnicas, que la tierra se ha vuelto dependiente de ellas.

Esta corriente de razonamiento no solo se aplica a la agricultura, sino también a otros aspectos de la sociedad humana. Los doctores y la medicina se vuelven necesarios cuando creamos un ambiente enfermo. La educación en escuelas no tienen un valor intrínseco, pero se vuelve necesaria cuándo la sociedad crea condiciones en las que uno debe ser “educado” para arreglárselas.

Antes del final de la guerra, cuándo fui al campo de cítricos para practicar lo que entonces pensaba que era agricultura natural, no podé ningún árbol y dejé los frutales a su suerte. Las ramas se enredaron, los árboles fueron atacados por insectos y 2 acres (más de 8000 m2) de árboles de mandarinas se marchitaron y murieron. Desde entonces, la pregunta, “¿Cuál es el patrón natural?” siempre estuvo en mi mente. En el proceso de llegar a la respuesta, destruí otras 400 acres (más de 1.6 km2). Finalmente pude decir con certeza: “Este es el patrón natural.”

Podar y exterminar insectos se vuelve necesario desde el momento en que los árboles se desvían de su forma natural; la escolarización se vuelve necesaria desde el momento en que la sociedad humana se separa a sí misma de una vida cerca de la Naturaleza. En la Naturaleza, la escolarización formal no tiene función. (…)

Casi todos pensamos que la “naturaleza” es algo bueno, pero pocos pueden percibir la diferencia entre lo natural y lo antinatural.

Si un único capullo de árbol frutal es cortado, es probable que esto traiga un desorden que no puede ser deshecho. Cuándo crecen de forma natural, las ramas crecen desde el tronco de manera alternativa y las hojas reciben luz del sol uniformemente. Si esta secuencia se rompe, las ramas entran en conflicto, se echan unas encima de otras y se enredan, y las hojas crecen en zonas dónde el sol no puede penetrar. Entonces se desarrollan problemas con los insectos. Si un árbol no es podado, el próximo año aparecerán más ramas debilitadas.

Muchas veces, los seres humanos con sus interferencias hacen algo incorrecto, dejan el daño sin reparar, y cuándo los resultados adversos se acumulan, trabajan con todo su esfuerzo para corregirlos. Cuándo las acciones correctoras parecen ser satisfactorias creen que han conseguido algo.

Las personas hacen esto una y otra vez.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: