Inicio > Sin categoría > Raihai

Raihai

[Por Shohaku Okumura.]

Había un monje en la asamblea del Tathagata Shakyamuni que se decía a sí mismo, “debería venerar y postrarme ante esta la más profunda prajna paramita (perfección de la sabiduría).”

     Maka Hannya Haramitsu, Dogen

 

La cita trata de un monje de la asamblea de Buda Shakyamuni que, cuando escuchó exponer al Buda la enseñanza de Prajna Paramita, pensó que debería postrarse y reverenciar esta Prajna Paramita por su profundidad.

“Venerar y hacer postraciones” es una traducción de keirai.[…] Kei, profundo respeto o reverencia que se expresa como rai, con ciertas formas, gestos o comportamientos a través de nuestro cuerpo y/o habla. En el budismo tenemos un término más común para esta acción: raihai, “hacer una postración” o “hacer una reverencia”.

Dogen Zenji escribió un fascículo del Shobogenzo titulado “Raihai-tokuzui” (“Obtener la médula postrándose”) para señalar el significado de venerar a un maestro de la Vía de Buda. Esta expresión está tomada de la historia de la transmisión del Dharma de Bodhidharma al Segundo Patriarca del Zen chino, Huike (Eka).  Cuando Bodhidharma pidió a Eka que dijera algo sobre su comprensión del Dharma, Eka hizo una postración por toda respuesta. Entonces el maestro le dijo que había obtenido la médula.

[…]En la tradición Zen Soto, practicamos haciendo postraciones como expresión de nuestro profundo respeto, veneración y gratitud. Por ejemplo, durante el servicio de la mañana, hacemos 3 postraciones (sanpai) antes y después de cantar los sutras hacia el Buda o un Bodhisattva. En algunas ocasiones formales nos postramos ante nuestros enseñantes u otros respetables maestros.

Cuando hacemos una postración, tocamos con cinco partes de nuestro cuerpo (gotai tochi) —ambos pies, ambos antebrazos y cabeza– el suelo y ponemos las palmas de las manos hacia arriba a la altura de las orejas. Significa que aceptamos los pies del Buda en nuestras manos llevándolos sobre nuestra cabeza. La cabeza es la parte más elevada de nuestro cuerpo y los pies la más baja del cuerpo de Buda. Esta reverencia significa que ponemos al Buda y su enseñanza por encima de nosotros mismos. Nos vaciamos y nos hacemos uno con el Buda y el Dharma.

La manera menos formal de reverencia en el budismo es inclinar nuestra cabeza en gassho (poniendo palmas y dedos juntos enfrente de nuestro pecho) estando de pie o sentados. Esto se hace ante estatuas de budas, bodhisattvas, otros símbolos de seres sagrados y también hacia las personas para mostrarles nuestro respeto, confianza, gratitud y amistad.

Pienso que originalmente tanto la postración como gassho demostraban que no se estaba ocultando un arma y que no había intención de atacar a quien estaba enfrente. La postura de la postración era probablemente para esclavos, sirvientes y ministros hacia su señor. Esta es la postura más vulnerable ya que no es posible atacar y, sin embargo, pueden hacernos lo que quieran. A menos que nos rindamos o confiemos  completamente, no podemos adoptar tal postura. Gassho también muestra que no tenemos un arma, como un cuchillo o espada, en nuestras manos y que no tenemos intención de atacar con puño. Esta costumbre tiene el mismo significado que el apretón de manos en occidente.

En el Sansho-doei, una recopilación a cargo de Menzan Zuiho de poemas waka de Dogen  Zenji, hay un poema titulado Raihai (“Hacer una postración”),

En el campo nevado,
donde ni siquiera la hierba de invierno
puede verse,
una garza blanca se oculta dentro de su silueta.

La garza blanca no oculta su cuerpo en el campo nevado, sino que oculta su cuerpo en su propia silueta. En invierno, el campo está completamente cubierto de nieve blanca, de manera que la hierba no puede verse. El mundo es completamente blanco. Probablemente continúa nevando fuertemente. El mundo entero es blanco. En el campo nevado, una garza blanca permanece solitaria. Como su cuerpo es también blanco, no podemos ver la separación entre el campo y la blanca ave. La garza blanca está allí y sin embargo su cuerpo blanco ha desaparecido dentro de un mundo completamente blanco. Esto es lo que según Dogen significa raihai (hacer con veneración una postración). Estamos ahí pero la separación entre nosotros y Buda, ante quien nos postramos, y la infinitud de dharmas en el mundo desaparece.

Anuncios
  1. Manuel Salvador Torres
    28 junio 2017 en 20:18

    Yo veo en la garza blanca al sabio que esconde su condicion apareciendo sin diferenciarse del universo donde de encuentra.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: